Como es la vida de un divorciado | Nueva vida despues del divorcio

personas divorciadas,culminación de un matrimonio,mujeres divorciadas,hombres divorciados,personas divorciadas,la vida del divorciado,divorciada,divorciado,el divorcio,la vida de una persona divorciada,persona divorciada La vida de una persona divorciada y su futuro

Cuando conocemos a una persona divorciada, generalmente, creemos que sólo está interesada en divertirse, en fiestas y sexo sin compromiso.

Sin embargo, la mayoría de personas divorciadas entra en una profunda depresión que hace que se encierren en sus viviendas. Pero los prejuicios relacionan a las mujeres divorciadas como mujeres fáciles y a los hombre divorciados como hombres que solo buscan tener aventuras.

Se cree equivocadamente que la vida del divorciado es una vida de diversión cuando en realidad es una vida llena de tristezas y frustraciones.

 

 

El primer ejemplo del amor en pareja que un ser humano conoce es el de sus padres. De esta experiencia, muchas veces, dependerá su comportamiento en pareja. Según afirman los especialistas en familia, los hijos que tuvieron una mala relación con sus padres tardarán en formar una relación estable o su propia familia.

Algunos incluso preferirán la soltería hasta el final de sus días. Mientras que los hijos de padres que llevaron una buena relación de pareja querrán repetir el buen ejemplo de sus padres, pues no tendrán reparos en establecer una relación sentimental y repetir las enseñanzas de sus padres.

Hasta hace aproximadamente 25 años, el divorcio era considerado una afrenta social. Las personas se casaban después de varios años de relación sentimental, teniendo la seguridad de formar una familia estable. Por esta razón, las personas que querían divorciarse eran relacionadas a la vida bohemia y al alcohol.

 

 

 

Sin embargo, en los últimos años, muchos matrimonios jóvenes terminan en divorcio antes de los dos años, debido principalmente a dos razones: se casan muy jóvenes o tienen un noviazgo muy corto. Estos matrimonios terminan divorciándose señalando como la principal causa la diferencia irreconciliable de caracteres.

El problema de las parejas que se casan siendo muy jóvenes es que no tienen experiencia en relaciones con otras personas y no han aprovechado su soltería como cualquier persona de su edad. Al casarse estos jóvenes desean recuperar ciertas libertades lo cual generará problemas en el matrimonio. Toda persona joven debe divertirse, ir a fiestas y enamorarse.

 

 

 

Al casarse una persona joven asume ciertas responsabilidades que no dejan lugar a la diversión, así que cuando se aburren de esta situación la única salida que encuentran es el divorcio.

Pero no solo ser demasiado jóvenes para el matrimonio es lo que motiva un divorcio, también la falta de tolerancia entre los miembros del matrimonio hace que la relación fracase. Muchas personas creen que el matrimonio les da poder sobre su pareja y se creen dueños uno del otro.

De esta manera, la pareja pierde su independencia y libertad, no pueden hacer lo que desean sin el consentimiento de la otra parte. Pero llega un momento en que ambos se cansan de esta situación y terminan divorciándose aduciendo como causa la desavenencia matrimonial.

De ahí que con la culminación de un matrimonio, comienza una etapa de diversión. Hombres y mujeres divorciados comienzan a salir a fiestas y a enamorarse de nuevo. Pero como ninguna diversión es eterna, llega un momento en que los asalta la tristeza y la depresión, pues son muy pocos los divorciados que consiguen rehacer sus vidas.

En las fiestas, los divorciados recuperan su juventud y se divierten como nunca antes. Allí conocen gente nueva, comienzan nuevas relaciones amorosas pasajeras y tienen relaciones sexuales sin compromiso.

No todos los divorciados consiguen una vida llena de diversiones, menos aquellos que tienen hijos menores. Muchas parejas divorciadas se ven obligadas a iniciar una disputa por la tenencia de sus hijos. Normalmente, los hijos se quedan con la madre, quien deberá recibir cada mes una pensión económica por parte del esposo y padre de sus hijos.

 

 

Por ello, son los niños los más perjudicados en un divorcio y es ellos en quienes se debe pensar antes de tomar la decisión de romper un matrimonio. Muchos creen que las mujeres divorciadas con hijos son las únicas que no lograrán rehacer sus vidas, pero también los hombres divorciados encuentran problemas, pues si inicia una nueva relación, su nueva pareja siempre se sentirá incómoda y celosa de la relación que tiene con la ex esposa y madre de sus hijos.

En resumen, la vida del divorciado o divorciada no siempre es una vida de diversión, como creen muchos matrimonios en problemas. El divorcio trae consigo también una vida llena de tristezas que solo algunas personas logran superar.

Image: graur codrin / FreeDigitalPhotos.net



Comparte con tus amigos :

7 Comments

  1. xwe 19/04/2017
  2. Marcos 10/02/2017
  3. carlos 03/01/2016
  4. seductora 03/08/2015
  5. paz 14/06/2014
  6. Mandoli 25/02/2012
  7. hector 27/09/2011

Dejar su comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Te gusto el sitio ? Apoyanos con un click !