Impuestos de ingresos en USA

Impuesto de Ingresos, seguro de empleo y pensiones  :

En Estados Unidos es deber de todo ciudadano o emigrante residente declarar y pagar sus impuestos, pues de esta manera tendrán derecho a gozar y exigir calidad en la prestación de servicios públicos. 

Existen tres tipos de impuestos: de carácter local (puede variar de ciudad a ciudad entre el 3 y 12 por ciento), de carácter estatal (no se da en algunos estados) o de carácter federal (es decir a nivel nacional, significa el 30 por ciento del total de los ingresos). Los impuestos afectan a todo ciudadano o emigrante residente, sin importar el monto de sus ingresos. 



Cada año, antes de la medianoche del 15 de abril, los ciudadanos estadounidenses y extranjeros residentes deberán declarar y cancelar sus impuestos. En caso solicite una prórroga, está incluirá intereses. La institución estatal que se encarga de la recepción y cobro de impuestos es el Servicio de Impuestos Internos (Internal Revenue Service – IRS), dependencia del Departamento del Tesoro de Estados Unidos.  

Ahora bien, es necesario contratar los servicios de un Preparador Inscrito o un Certified Public Accountant (CPA), es decir un contador habilitado como Auditor por el American Institute of Certified Public Accountans. También puede ser de gran ayuda un abogado especializado en impuestos. Cualquiera de estos profesionales deberá encargarse no solo de elaborar la declaración de impuestos, sino también de representar al contribuyente, cuando sea necesario, ante la Internal Revenue Service (IRS).  

Es importante mencionar que no todos los inmigrantes en Estados Unidos están obligados a pagar impuestos. Este compromiso dependerá de la visa otorgada. Para declarar impuestos es necesario indicar el Número de la Tarjeta de Seguridad Social. Hay emigrantes residentes que no cuentan con esta tarjeta, pero que tienen la obligación de declarar impuestos, ellos deberán solicitar un número de identificación del contribuyente (Individual Taxpayer Identification Number – ITIN), ante la Internal Revenue Service (IRS).  

Al igual que en muchos países, en Estados Unidos, generalmente, el empleador se encarga de deducir y retener los impuestos. Luego le entrega al empleado un formulario que contiene información sobre sus ingresos percibidos, así como sus impuestos retenidos el año anterior. Este formulario deberá ser anexado con la Declaración de Impuestos que se presenta a la Internal Revenue Service (IRS).  

Pero el gobierno estadounidense no sólo retiene impuestos, también ofrece un programa de ayuda económica al desempleado. Para ello, el ciudadano estadounidense o emigrante residente debe acogerse al Seguro de Desempleo o Unemployment Insurance (UI). Para acceder a este seguro, se requiere haber trabajado entre 12 a 18 meses y contar con Tarjeta de Seguro Social. El trámite para acogerse al Seguro de Desempleo puede tomar tres semanas y se realiza en cualquier Agencia de Seguro de Desempleo instalada en cada estado.  

Por otro lado, también es importante mencionar los planes de pensiones que existen en Estados Unidos. Estar preparado para la jubilación significa ahorrar en el presente. Existen dos planes de pensión en Estados Unidos: el IRA y el 401-k.  

El Plan de Pensiones Individual Retirement Account (IRA) es una cuenta de ahorros para la jubilación. Existen dos tipos en este plan de pensiones: el IRA tradicional y el IRA ROTH. Cualquiera de estos tipos de plan de pensiones puede adquirirse en cualquier entidad bancaria, compañía seguros o empresa financiera. Aunque para elegir el adecuado es mejor solicitar la ayuda de un asesor, a continuación daremos algunos alcances sobre ambos.  



  • La cuenta IRA Tradicional permite utilizar las aportaciones que se hacen para disminuir el pago de impuestos y sus ganancias pagan impuestos desde el día que el ciudadano o residente comienza a recibir su pensión de jubilación.
  • La cuenta IRA Roth no permite utilizar los aportes para deducir impuestos y sus ganancias no dependen del pago de impuestos. Con este tipo de plan pensionista se puede retirar dinero antes de la jubilación, siempre y cuando se cumplan con los requisitos.  

El Plan de Pensión 401- k es el plan otorgado por la propia empresa empleadora. Este plan consiste en la retención de un porcentaje del sueldo decidido por el empleado (máximo 15,000 dólares durante un año), además del aporte del empleador. La ventaja que tiene este plan de pensión es que permite pagar menos impuestos en el presente, pues implica que la otra parte de los impuestos se trasladen al futuro cuando se comience a percibir la pensión, pero en una menor cantidad. El Plan de Pensión 401-k es administrado por una entidad financiera que invierte el dinero del ciudadano o residente, de tal manera que este fondo de pensión se incremente con el tiempo.  

En resumen, declarar y pagar impuestos le permite al ciudadano o extranjero residente acceder a servicios públicos de calidad, recibir ayuda económica en caso de quedar desempleado y acceder a fondos de pensiones.  

One Response

  1. Imanol 21/12/2011 Reply

Dejar su comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies