Ayudando a los nuevos migrantes en Australia

Ayuda del Gobierno Australiano a los nuevos emigrantes : 

Australia, siendo un país que requiere de la fuerza laboral de los migrantes para seguir adelante con su buen desarrollo económico, ha fijado una serie de medidas claras para la migración, que solamente son difundidas legalmente por el gobierno de Australia por medio de sus agencias consulares o de sus embajadas. A pesar de ser un país muy desarrollado, Australia no dispone de delegados consulares en todas las naciones del mundo. 

Por ello, Australia, con el propósito de divulgar su plan de migración, hace uso de componentes y herramientas actuales como el Internet, a través de su dirección en la red www.immi.gov.au, página oficial del Departamento de Inmigración y Ciudadanía o Department of Inmigration and Citizenchip (DIAP). Esta página está redactada en inglés; sin embargo, si el postulante no comprende el idioma, podrá tener acceso a dicha página utilizando los traductores disponibles en línea a través de la red. 

 

 

Asimismo, Australia informa sobre su procedimiento migratorio, concediendo permiso a individuos comunes, varios de ellos profesionales de abogacía, para que se desempeñen como Agentes de Inmigración, quienes se hallan inscritos por el Estado Australiano, dándoles autorización y capacitándolos para que ofrezcan asesoría sobre condiciones y fase de calificación para todas las personas que tienen interés en migrar a Australia. 

Los representantes de Migraciones emplean recursos de difusión sobre las ventajas del método migratorio australiano por medio de sus páginas web y ofreciendo charlas en distintas naciones. Los representantes migratorios han diseñado pruebas sencillas en Internet que el mismo migrante puede emplear, lo cual le va a permitir conocer realmente cuáles son sus oportunidades. 

Una de las cosas que se debe tener muy claro es que los representantes de Migraciones no aseguran la obtención de la visa, pero sí le permitirán incrementar las oportunidades de conseguirla mediante la adjudicación de la representación legal general de las personas que decidan ser completamente migrantes, apoyándolos durante el periodo del trámite o brindándoles recomendación eficaz cuando el migrante decida llevar a cabo el proceso en forma personal. 

Pese a la existencia de una variedad de visas, todos los migrantes, sin excepción, pasan por una fase de evaluación fijada en la aprobación de cierto puntaje según los documentos presentados en relación a la edad,  experiencia de trabajo, dominio del idioma inglés. Lo cierto es que, en cualquiera de las circunstancias, el migrante requerirá de un representante migratorio, realizando un desembolso, porque la ley australiana así lo dispone. En ciertas ocasiones los precios pueden ascender a los $900.00 dólares americanos. 

Debe saber el migrante que después de habérsele concedido la visa hay programas especiales que se encargan de lograr una buena integración del migrante en Australia. Cabe resaltar que en territorio australiano, el migrante no recibirá dinero alguno para que pueda sobrevivir, por lo que se encontrará en la necesidad inevitable de asumir sus gastos desde el momento que llega al país y obtenga su primera remuneración. 

 

 

Recuerde que una manera de facilitar la migración y la estadía es teniendo disposición para laborar o estudiar en sitios alejados y pocos poblados en Australia. La permanencia mayor de tiempo agiliza el acceso a la residencia australiana, la cual genera deberes y derechos por parte del gobierno de Australia. 

En síntesis, efectuar un proceso de migración que implica la obtención de visa demanda obligatoriamente un representante de migración. 



Dejar su comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies