Desinstalar programas ocultos en Windows Vista

Consejos para desinstalar Programas ocultos en Windows Vista efectivamente:

Conforme vaya pasando el tiempo en el uso del ordenador, el espacio disponible del disco duro irá decreciendo como también el rendimiento del sistema debido a la gran cantidad de programas instalados que se han acumulado.

Por lo general, algunos programas dejan de ser útiles y por esa razón deben ser retirados del ordenador ya que ese espacio se puede utilizar para nuevos programas o en su defecto para mejorar el rendimiento del sistema.

 

 

Hay muchas personas que se apenan al desinstalar programas pero se debe tener en cuenta que el sistema hace un esfuerzo en cargar varios programas al inicio de sesión y así va desgastándose la vida útil del sistema. El principal problema es que a mayor cantidad de programas instalados, mayor es la demora al iniciar sesión y esto puede generar mucha pérdida de tiempo, factor esencial en toda empresa.

Este problema es muy común en cualquier tipo de usuario, suelen tenerlo por ejemplo los niños o los jóvenes, quienes juegan mucho a los videojuegos y prefieren instalar todo juego que compren o descarguen por Internet y coleccionarlos instalados o poniendo los iconos de acceso directo a todos los juegos en el escritorio.

O también los diseñadores gráficos que instalan varios programas muy pesados y de similar funcionamiento; o los programadores que acumulan diversos compiladores o programas de desarrollo.
A causa de la congestión de estos programas es que aparecen los problemas básicos del computador, falta de memoria y espacio. El acceso a los programas (como su ejecución) será cada vez más lento. Pero existen varias formas de resolver esto aunque muchos novatos crean que sólo se limite a borrar las carpetas de los programas como si fueran documentos de texto para posteriormente eliminarlos también de la papelera de reciclaje.

Esta operación puede ocasionar múltiples errores e inestabilidad en el sistema, lo mínimo que puede suceder es que sólo ocupe mayor espacio (lo contrario de lo que se quería) y que con el tiempo se acumulen restos de los programas “desinstalados” desordenados por todo el sistema y que cuando se quiera borrarlos se bloquee de alguna manera impidiendo su borrado.

Para desinstalar correctamente un programa se debe conocer que la instalación del mismo no sólo implica la creación de una carpeta con muchos archivos y un acceso directo en el escritorio sino que además agrega servicios al sistema o sincroniza con otros programas. Por eso el borrado debe ejecutarse de modo general y borre todo lo que está relacionado con el software o quite ciertos permisos que están en todo el sistema.

 

 

La forma más común es yendo al panel de control e ir al icono “Programas y características”, en esa nueva ventana aparecerá una lista de todos los software del sistema, las que se pueden desinstalar e incluso reparar.

Otra manera más laboriosa es ir a la carpeta contenedora del programa instalado y buscar un icono que diga: “Uninstall o desinstalar”. De manera similar, algunos programas crean un acceso rápido en Inicio donde ponen el ejecutable y su respectivo desinstalador. Sólo basta hacerle clic y seguir los pasos del asistente.

Anteriormente hemos visto modos de desinstalación de programas que ofrece el sistema operativo por defecto. Pero en la actualidad hay software que debe instalar previamente para eliminar otros programas, su modo de operación es similar. 

Conforme vaya pasando el tiempo en el uso del ordenador, el espacio disponible del disco duro irá decreciendo como también el rendimiento del sistema debido a la gran cantidad de programas instalados que se han acumulado. Por lo general, algunos programas dejan de ser útiles y por esa razón deben ser retirados del ordenador ya que ese espacio se puede utilizar para nuevos programas o en su defecto para mejorar el rendimiento del sistema.

Hay muchas personas que se apenan al desinstalar programas pero se debe tener en cuenta que el sistema hace un esfuerzo en cargar varios programas al inicio de sesión y así va desgastándose la vida útil del sistema. El principal problema es que a mayor cantidad de programas instalados, mayor es la demora al iniciar sesión y esto puede generar mucha pérdida de tiempo, factor esencial en toda empresa.

 

 

Este problema es muy común en cualquier tipo de usuario, suelen tenerlo por ejemplo los niños o los jóvenes, quienes juegan mucho a los videojuegos y prefieren instalar todo juego que compren o descarguen por Internet y coleccionarlos instalados o poniendo los iconos de acceso directo a todos los juegos en el escritorio.

O también los diseñadores gráficos que instalan varios programas muy pesados y de similar funcionamiento; o los programadores que acumulan diversos compiladores o programas de desarrollo.  

A causa de la congestión de estos programas es que aparecen los problemas básicos del computador, falta de memoria y espacio. El acceso a los programas (como su ejecución) será cada vez más lento. Pero existen varias formas de resolver esto aunque muchos novatos crean que sólo se limite a borrar las carpetas de los programas como si fueran documentos de texto para posteriormente eliminarlos también de la papelera de reciclaje.

Esta operación puede ocasionar múltiples errores e inestabilidad en el sistema, lo mínimo que puede suceder es que sólo ocupe mayor espacio (lo contrario de lo que se quería) y que con el tiempo se acumulen restos de los programas “desinstalados” desordenados por todo el sistema y que cuando se quiera borrarlos se bloquee de alguna manera impidiendo su borrado. 

Para desinstalar correctamente un programa se debe conocer que la instalación del mismo no sólo implica la creación de una carpeta con muchos archivos y un acceso directo en el escritorio sino que además agrega servicios al sistema o sincroniza con otros programas. Por eso el borrado debe ejecutarse de modo general y borre todo lo que está relacionado con el software o quite ciertos permisos que están en todo el sistema.

La forma más común es yendo al panel de control e ir al icono “Programas y características”, en esa nueva ventana aparecerá una lista de todos los software del sistema, las que se pueden desinstalar e incluso reparar. 

Otra manera más laboriosa es ir a la carpeta contenedora del programa instalado y buscar un icono que diga: “Uninstall o desinstalar”. De manera similar, algunos programas crean un acceso rápido en Inicio donde ponen el ejecutable y su respectivo desinstalador. Sólo basta hacerle clic y seguir los pasos del asistente.

Anteriormente hemos visto modos de desinstalación de programas que ofrece el sistema operativo por defecto. Pero en la actualidad hay software que debe instalar previamente para eliminar otros programas, su modo de operación es similar.



Dejar su comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies