Y sin saber cómo, te apareciste cuando ya pensaba que no volvería a verte, mis ojos se iluminaron y mi corazón se contuvo para no gritarte cuánto te he extrañado y cuánto he añorado tu presencia.
Tus últimas palabras y tu silencio me ha dicho tu decisión sin embargo mi corazón se desgarra por dentro por qué sé que es la decisión correcta y yo no me atrevía a tomarla.
En mi olor se queda tu olor, en mi piel se queda tu piel y la sensación de tu presencia aún que no estés conmigo. Sabemos que no pasó nada y sin embargo todo pasó .
Al corazón no lo podemos engañar, esa búsqueda para estar solos, abrazos escondidos, miradas que ocultan un secreto, adrenalina en mi cuerpo al sentirte tan cerca y no poder tocarte, sonrisas diciendo lo que significas para mí, instantes alrededor de tu cuerpo queriendo ser eternos, noches de insomnio pensando en ti y sueños……que son solo sueños.
Gracias por esos momentos fugaces y especiales que le dieron una chispa a mi vida y me hicieron sentir algo que ni yo misma imagine.
Me quedo con el recuerdo y el saber que estaremos bien tú con los tuyos y yo con los míos, pertenecemos a mundos diferentes a otra cultura y a otra vida, sé que nos volveremos a encontrar y quiero darte una sonrisa sincera honesta y un corazón sanado del dolor que deja hoy tu presencia y tu partida.
Tu amiga para siempre.