Madre, eres un ser increíble
Lo siento desde muy niño
Y me parece terrible
Si algún día perdiera tu cariño.

Mamita hoy te agradezco
Lo que me has enseñado
Pues como persona crezco
Y me siento afortunado.

Hoy me siento bendecido
Por tenerte madre mía
Y me siento arrepentido
Si te he ofendido algún día.

Toda madre liceísta
Sabe mucho de bondad
No sabe ser egoísta
Y se destaca por la amistad.

Dios me premió al tenerte
Querida madrecita
Nunca quiero perderte
Aunque estés muy viejecita.

Eres mujer ejemplar
En un mundo de adversidades
Pues nos permites contemplar
Tus grandes capacidades.

Perdóname mamita linda
Por tantas equivocaciones
Por las muchas ofensas
Desengaños y traiciones.

Mujer de muchos esfuerzos
Te ofrezco mi gratitud
Pues en momentos adversos
Corriges con rectitud.

Me siento muy complacido
Por contar contigo mamita
Y aunque me sienta vencido
Me revive tu palmadita.

Qué bonito contar contigo
Depositar en ti mi confianza,
Madrecita soy tu amigo
Y tú eres mi esperanza.

No me gusta verte llorar
Por penas ni desengaños
Hoy valoro los regaños
Que con amor sabes dar.

De nada sirven las fiestas
Regalos ni mil canciones
Si los ojos de las madres
Lloran por las traiciones.